El Reto Mental Toma mi primer medicamento antirretroviral

Usted esta en INICIO => antirretroviral => El Reto Mental Toma mi primer medicamento antirretroviral
antirretroviral

2014En febrero 2014 fue diagnosticado con el VIH después de ser hospitalizado con PCP (Pneumocystis neumonía). Mi diagnóstico fue un choque completo para mí, y yo sabía que tendría que tomar la medicación de allí en adelante. Se me envió a una clínica donde el médico me recetó Isentress (el raltegravir) y Truvada (tenofovir / FTC) para tratar el VIH y Bactrim (co-trimoxazol) para evitar que el PCP volviera. Cuando empecé este esquema, me quedé pensando, "¿qué son estas drogas y qué van a hacer con mi cuerpo?" Y "¿realmente no me gustaría tomar medicamentos con receta para el resto de mi vida? ".

Para mí, mi primera toma de pastillas fue psicológicamente desafiante. Yo no creía que esas píldoras me iban a salvar, pero sí que me perjudicar. Esto es principalmente debido al hecho de que estoy un poco contra tomar medicamentos cuando sea posible. Yo soy una persona que cree en el poder de la naturaleza para sanarnos, y que la comida es remedio. Además, yo estaba leyendo acerca de cómo estos comprimidos pueden causar daño a mi función hepática o renal. Cada día era una batalla para tragar las pastillas.

Como se pudo ver, el esquema Isentress / Truvada no funcionó para mí. La carga viral del VIH continuó aumentando, y mi cuenta de CD4 continuó disminuyendo a números peligrosos. Mi médico no había realizado pruebas de resistencia en mí cuando empecé a TARV y me quedaba a la expectativa de ver cómo mi cuerpo reaccionaría. Además, yo había retirado el Bactrim debido a las picaduras que él provocaba, que eran tantas que se llegó al punto de desarrollar, en mi piel, pequeñas erupciones por los arañazos. Mi médico decidió realizar las pruebas y suspendió los medicamentos. Esperé por más de un mes por los resultados y me quedé sin tratamiento durante un largo período de tiempo.

Una vez que el resultado vino, me dijo que quería empezar con Edurant (rilpivirine), Retrovir (zidovudina, AZT), Norvir (ritonavir), Truvada (Prezista darunavir) y Dapsone. ¿Cómo podría ella querer prescribir tantas drogas potentes para mí? Yo estaba en estado de shock, y lleno de temores de que todos esos medicamentos podría hacer con mi cuerpo. Yo literalmente pensé que me destruiría y me desanimó de tomar cualquier suplemento alimenticio.

En ese momento, busqué una segunda opinión, como yo había perdido la mayor parte de la confianza en mi médico, y no me parecía que fuera necesario que tomara tantos medicamentos. El nuevo médico me vio e hizo sus propias pruebas y concluyó que sería bueno tomar Prezista, Norvir y Truvada para tratar el VIH, y Dapsona para sustituir el Bactrim. También se reveló que era resistente a Edurant, y mi ex médica había prescrito para mí. Huelga decir que me encantó, ya que no tendría que tomar muchos comprimidos como mi antiguo médico había prescrito. He estado bajo esta medicación desde agosto. Desde entonces, las píldoras han funcionado y mi carga viral ha disminuido rápidamente así como mi cuenta de CD4, que ha aumentado bien. Desafortunadamente, he experimentado diarreas periódicas desde el inicio de la TARV (Terapia Antirretroviral), pero el probiótico me ha ayudado a combatir.

Además, los desafíos psicológicos han continuado para mí.

Repugnancia, repulsiónTENGO NOJO de las píldoras que tomo todos los días, y mucho temo de los daños que pueden estar haciendo para mi cuerpo. Esta actitud puede parecer extraña, ya que la idea es que, a largo plazo, los comprimidos ayudan a "Tame" el virus y me permite vivir una vida larga y saludable, pero no puedo controlar el miedo que tengo de ellos.

He intentado todo lo que puedo para cuidar de mi cuerpo desde el inicio de mi esquema de Terapia Antirretroviral contra el VIH. Comenzando por lo que se refiere a tomar varios suplementos incluyendo N-acetilcisteína (NAC), la coenzima Q10 (CoQ10), strawberry, selenio, semillas negras, y hasta 15.000 mg de vitamina C al día.

He hecho todo esto para ayudar a apoyar mi cuerpo en el proceso de cicatrización, pero recientemente descubrí que mi carga viral no disminuyó en el último mes, lo que me puso a mí ya mi médico en alerta. Me pregunto ahora si puedo haber hecho algo que no debería ... y una vez que haya tenido un esquema de medicamentos que no funcionó, me gustaría subrayarme pregunto si mi actual régimen seguirá haciendo el " engañar ". Nota del traductor: seguí _truque_ palabra porque dice mucho acerca de la psique del autor del texto y porque simpatizaba con el foco)

Todo lo que puedo hacer por ahora es mantener el esperanza que mi esquema de TARV actual, no haya dejado de funcionar y que todo va a salir bien, independientemente de mis sentimientos personales sobre los comprimidos.

Estoy muy agradecido a todos los hombres y mujeres que lucharon y murieron para asegurar que la gente como yo tienen estas píldoras para ayudarnos a vivir vidas más saludables. No pasa un día en que no creo que de todas las personas que han sucumbido al SIDA debido a no tener ningún tipo de tratamiento para ello. Tengo que dejar de golpearme por tomar estas pastillas y buscar el bien que hacen. Espero que algún día ser feliz y saber quebasta tomar un comprimido al día, o vivir lo suficiente para ver la verdadera cura para este virus.

Por Jason Q

De TheBody.com

Desde diciembre 2 2014

claudius
¿Cuál fue su primera píldora antirretroviral? Si era AZT o Atripla, queremos que usted cuente su historia! Escriba su historia (entre 200 y 1.000 palabras, por favor!) O haga un vídeo con su testimonio y lo colocaremos aquí, siempre y cuando usted nos autorice a hacerlo. Usted puede conseguir esto entrando en contacto con nosotros por el campo de comentarios un poco más abajo.

Traducido por Original Claudio Souza en El Reto Mental de tomar mi primera VIH Med en agosto 30 2015

Anuncios

Publicaciones Relacionadas

Este Sitio utiliza Cookies y usted puede rechazar este uso. Pero puede saber bien lo que está siendo registrado en, consonancia con nuestra Política de privacidad