Los pacientes seropositivos son buenos candidatos para el trasplante de hígado y riñón

Enfermedades del sistema digestivoTrasplante de hígado y riñón pueden ser justificados para pacientes VIH positivos cuidadosamente seleccionados, dicen investigadores de Estados Unidos. Trasplante mejoró las posibilidades de supervivencia de pacientes VIH positivos con enfermedad hepática grave. Comparación con VIH-negativos mostraron que en pacientes sometidos a trasplante de hígado de pacientes VIH positivos fueron más propensos a la experiencia de rechazo de órganos o morir, pero la diferencia de riesgo tanto para estos resultados fue pequeña.

"El modesto aumento de riesgo en comparación con pacientes destinatarios VIH-negativos, así como la proporción de absoluta de aquellos que murieron, en comparabilidad con otras poblaciones de trasplante, el soporte del transplante hepático puede ser una opción viable en los cuidadosamente seleccionados destinatarios," comentario los autores.

"El trasplante de riñones para pacientes VIH positivos trae resultados semejantes a los pacientes VIH-negativos homólogos en hasta aproximadamente 5 años post-transplante en todos los análisis de control".

Cerca de 2% de los pacientes con VIH van a desarrollar insuficiencia renal y etapa final de la enfermedad hepática y es cada vez más una causa importante de muerte en la población infectada por el VIH. Esto significa que una proporción creciente de pacientes VIH positivos tendrá la necesidad de un trasplante de riñón o de hígado. Sin embargo, se ha preguntado si los pacientes con VIH son buenos candidatos al trasplante.

Por lo tanto, investigadores de San Francisco diseñaron un estudio para determinar si el pronóstico de supervivencia de los pacientes trasplantados fue mejorado en comparación con los resultados entre pacientes VIH positivos y negativos trasplantados en términos de pérdida del órgano y muerte. El estudio también examinó si otros factores se asociaron con el rechazo del órgano y la muerte en pacientes con VIH, las tasas de infecciones y de hospitalización y el impacto del trasplante en la clave de marcadores de VIH, incluyendo recuento de CD4 y carga viral.

La población de pacientes VIH positivos estudio consistió de 125 trasplante hepático y 150 trasplantes renales sometidos a trasplantes entre 2003 y 2010. Sus resultados fueron comparados con pacientes VIH positivos que fueron candidatos para el hígado (n = 148) o los riñones (n = 167) trasplante que recibieron cuidados en el mismo período, pero que no recibieron un nuevo órgano. Los pacientes que recibieron un trasplante de riñón tenían un recuento de células CD4 por encima de 100 células / mm3 y carga viral de VIH indetectable; Los pacientes con hígados trasplantados pacientes presentaron recuentos de CD4 por encima de 200 células / mm3 y carga viral indetectable o la posibilidad de establecer el control viral después del trasplante.

Los pacientes con hígado y riñón fueron trasplantados fueron mantenidos en observación por un período promedio de 3,5 y 4,0 años, respectivamente. Los candidatos fueron monitoreados durante cerca de un año.

El trasplante se asoció a un significativo beneficio en términos de supervivencia (p <0,0001) para los pacientes con formas más graves de enfermedad hepática (puntuación MELD de al menos quince), pero no para pacientes con menos enfermedad hepática menos grave o para pacientes destinatarios de trasplantes con enfermedades renales.

Factores asociados con aumento del riesgo de mortalidad para los pacientes de trasplante de hígado con trasplante doble incluido (riesgo medio de 3,8, intervalo de confianza de 95% 1.6-8.8, p = 0,002), bajo índice de masa corporal pre-transplante o IMC (2,2, 95, 1,1, X = 4,4), edad, edad del donante (HR 0,03 por década, IC 1.3, 95, 1,1, p = 1,6) y coinfección con el virus de la hepatitis C, (HR 0,01, IC 2,1% 95 - 1,0, p = 4,6). Los mismos factores se asociaron a la pérdida del órgano.

Factores de riesgo para el aumento del riesgo de mortalidad entre individuos beneficiarios de trasplante de riñón incluidos, edad en el momento del trasplante (HR 1,07 por década, 95% IC 1.1 - 1.26, p = 0,01) y la terapia con thymoglobulina en la primera semana después el transplante (HR 3,5, IC 95% 1,3 - 9,1, p = 0,01). El tratamiento con esta droga también se asoció al rechazo del órgano (p = 0,048).

Se observaron doce infecciones oportunistas definidoras de SIDA (Sarcoma de Kaposi cutáneos, candidiasis esofágica o bronquial, y neumocistosis) en pacientes con trasplante de hígado y cuatro de ellos murieron y las causas de las muertes habrían sido una quiebra multisistémica de órganos, accidente el cerebro y la Hepatitis C recurrentes.

Tres destinatarios de trasplante renal presentaron una recurrencia de la enfermedad renal asociada al VIH. Su recuento de CD4 en el momento de la recidiva varió entre 0 y 770 células / mm3.

Grave las infecciones relacionadas con el VIH se observó en 55% de hígado y riñón 50% de los destinatarios. La mitad se produjo en los primeros seis meses post-transplante. Tanto para el hígado y el riñón destinatarios, la mayoría de estas infecciones bacterianas fueron (80% y 71%, respectivamente). VHC coinfección se asoció con el aumento del riesgo de infecciones para ambos grupos de pacientes trasplantados.

Para el hígado pacientes hubo algunos indicios de recuperación post-transplante en recuento de células CD4.

A lo largo de tres años de seguimiento, 20% de los pacientes con hígado y 16% de los pacientes renales experimentó un aumento de su carga viral del VIH a niveles detectables. La mayoría, sin embargo, posteriormente restablecido control viral.

El riesgo de pérdida de injerto y muerte fue comparada entre los pacientes con VIH y los pacientes VIH-negativos. Los investigadores condujeron cuatro conjuntos de comparación: incomparable, demográficamente pareados demográficamente pareados ajustado para la puntuación de riesgo y riesgo-pareados. Los pacientes VIH negativos se identificaron en las bases de datos nacionales. El seguimiento mediano fue de aproximadamente cuatro años.

Para los riñones destinatarios, pareados por riesgo e incomparable análisis mostró que los pacientes VIH positivos tuvieron aumentos significativos en el marginalmente riesgo de rechazo de órganos (p = 0,07 ep = 0,52, respectivamente). Todos los modelos mostraron que los pacientes VIH positivos de los receptores de hígado tenían un aumento en el riesgo de pérdida de injerto en comparación con los controles.

El VIH no se asoció con un riesgo aumentado de muerte después del trasplante renal. Los pacientes con VIH positivo de los receptores de hígado tenían un riesgo aumentado de muerte en la incomparable (p = 0,01), demográficamente pareados (p = 0,01) y demográficamente pareados a la puntuación de riesgo ajustado (p = 0,01) modelos, pero no el modelo de riesgo combinado. "La diferencia absoluta en la proporción de muertes fue de 6,7% en el riesgo de análisis de control de correspondencia", señala los investigadores.

"Estos análisis de apoyo renal y trasplante hepático como una opción para personas cuidadosamente seleccionadas con infección por el VIH, concluyen los autores.

Publicado por Michael Carter en: 11 de febrero de 2016 en Survival y los resultados de análisis seleccionados que los pacientes con VIH positivos seleccionados son buenos candidatos para el trasplante y el trasplante. Traducido por Cláudio Souza en 18 / 02 / 2016

¿Usted ha recibido su diagnóstico reactivo y tiene miedo? ¿Crees que tu vida acabó? Está teniendo pensamientos "del tipo sin noción"?

¡Usted necesita recuperar sus esperanzas!

Entiende que mi resiliencia fue construida un día a la vez, una enfermedad tras otra, un SUSTO DESPUÉS DEL OTRO!

¡Resiliencia no es algo con lo que nace! ¡Usted la CULTIVA! Una caída tras otra. ¡Porque cada caída se sigue inevitablemente de un nuevo reinicio!

En síntesis:

levantarse

¡Sacuda el polvo!

¡Y De La vuelta por arriba!

Su médico, su médico pueden hacer mucho por usted!

Su familia, si te quedaba alguna, porque a mí no le quedaba ninguna, pueden o no, hacer algo por ti.

¡Dios podría hacer todo por ti!

Pero está en sus manos la decisión de ir adelante o sentarse al borde de la calzada!

¿Crees que hablo demasiado? ¡Lea, por favor, mi historial médico anticuado! 🙂 Puede incluso tardar un poquito.

Y en cuanto a la salud, ella es un derecho de todos y un deber del Estado

anuncios

Publicaciones Relacionadas

Comente y Socialice. ¡La vida es mejor con los amigos!

Este sitio usa Akismet para reducir el correo no deseado. Descubra cómo se procesan los datos de sus comentarios.

Seropositivo.Org, Wordpress.com y Automattic lo hacen todo a nuestro alcance en lo que se refiere a su privacidad. Usted puede saber más sobre este polític en este enlace Acepto la Política de Privacidad de Seropositivo.Org Leer todo en Política de Privacidad

%d bloggers como esta: