22.2 C
São Paulo
15, diciembre, 2019

Estaatosis Hepatica: Crecen el número de casos de personas con VIH

Image default
SIDA después de los 50

Esta es la primera vez en el mundo de la santidad.

Esta es una de las causas de la enfermedad de Hepática, es una causa creciente de problemas hepáticos graves seguidos de muerte relacionada con el hígado entre personas que viven con el VIH.

Especialmente ahora que la hepatitis C puede ser curada, según una encuesta presentada en el 2019 Internacional del Hígado Congreso la semana pasada en Viena.

Con los tratamientos altamente eficaces para la hepatitis B y C que conducen a la reducción de la mortalidad entre personas con VIH, "la DHGNA se está convirtiendo en una causa cada vez más importante de enfermedad hepática".

Así lo afirmó Zobair Younossi, del Inova Fairfax Medical Campus, en Falls Church, Virginia. Y también sugiere que en el futuro, la DHGNA puede convertirse en la principal causa de enfermedad hepática en esa población.

A medida que el las personas con VIH están viviendo más tiempo gracias al tratamiento antirretroviral eficaz -casi la mitad de las personas seropositivas tienen ahora más de 50 años- las condiciones no relacionadas con el VIH, como las enfermedades cardiovasculares, los cánceres no relacionados con el SIDA y las enfermedades del hígado, representan una causa de proporción creciente de enfermedad y pérdida prematura de la vida en estas poblaciones.

Pues, en la medida en que las las personas que viven con el VIH se vuelven más sanas, también son más propensos a estar por encima del peso, también observó Younossi.

¿Sobre peso? Gastrolastia y Segunda Embolia Pulmonar. También tenía una estación de la hepática

Esteatosis hepática
Yo llegué a eso. Era operar o operar (gastroplastia). Y yo, que quiera no me complique médicamente, todavía gané una segunda embolia pulmonar como brindis. Y sobevivi. Dios, ciertamente, me quiere aquí. Aunque sólo de sarro

Muchas personas que viven con el VIH también tienen el virus de la hepatitis B (HBV) o el virus de la hepatitis C (HCV), que se transmiten de algunas maneras.

El VIH, casi domesticado

Pero una vacuna contra el VHB eficaz está disponible desde el final de los años 80, y medicamentos antivirales como el Viread (tenofovir disoproxil fumarato) que me causó osteoporosis y el Baraclude (entecavir) pueden mantener la hepatitis B bajo control.

Y, además, patologías como la hepatitis C pueden ser curadas con antivirales de acción directa.

Entre las personas VIH-positivas - como la población de los EE.UU. como un todo - la hepatitis viral está cayendo como una causa de enfermedad hepática grave mientras la DHGNA está aumentando.

La enfermedad hepática grasienta no alcohólica y su forma más grave, la esteatosis hepatica no alcohólica (EHNA), son causadas por la acumulación de grasa en el hígado.

Y eso, desgraciadamente, desencadena inflamación, que a lo largo del tiempo puede llevar al desarrollo de fibrosis (cicatrices), cirrosis (cicatrización severa y pérdida de la función hepáticaasí como el cáncer de hígado.

En los días de hoy, abril de 2019, no hay tratamientos eficaces para DHGNA y NASH, y el manejo de la enfermedad depende de cambios en el estilo de vida, como la pérdida de peso y los ejercicios.

Yo mismo, Claudio Souza, tuve que entrar en un proceso quirúrgico que, en mi caso era una cuestión de hacer o no sobrevivir, de gastroplastia, popularmente conocida como reducción del estómago y, vean, yo evoluciona (...) a una segunda embolia pulmonar porque la primera tuvo ocasión en 2005 y casi me mandó a la zanja, o al saco, esta segunda vez, me desgantieron, diciendo que no resistiría.

Duro de roer, como borde de campana, mi mayor amenaza soy, para mí, siempre yo mismo y no mis patologías! O la esteatosis hepática

Volviendo al tema, el equipo de Younossi analizó las tendencias de prevalencia y mortalidad de la DHGNA, hepatitis virales y otras enfermedades del hígado entre personas con VIH.

Las personas que reciben Medicare, que generalmente está disponible para personas con 65 años o más y, la cultura insana, también algunas personas incluso más jóvenes, con deficiencias.

Investigando los registros médicos de más de 47.000 personas VIH-positivas, ellos identificaron 10.474, o 22,3%, con alguna enfermedad hepática. La hepatitis C fue la ocurrencia más común, con 5.628 casos (53,7 por ciento). Esto fue seguido por DHGNA (enfermedad hepática grasienta no alcohólica), en 2.629 casos (25,1 por ciento).

Y así, las otras causas fueron menos comunes, incluyendo 1.374 con hepatitis B (13,1 por ciento), 645 con coinfección por HBV y HCV (6,2 por ciento).

Así como 198 personas, con otras enfermedades del hígado (1,9 por ciento).
virus infección 3d illustration
viral infección in green background, 3d illustration

De esta forma, entre 2006 y 2016, la prevalencia de hepatitis viral entre personas con VIH disminuyó de 27,8 a 24,1 por 100.000 en la población (una variación porcentual anual de -0,9 por ciento).

Y, mientras tanto, la tasa de DHGNA, la esteatosis hepática, más que dobló de 5,3 a 11,6 por 100.000 (una variación anual de + 7,2%), relató, una vez más Zobair Younossi.

Se observó un patrón similar para la mortalidad, aunque la enfermedad hepática grasa aún era responsable de menos muertes que la hepatitis C. De las 2.882 muertes totales durante el período del estudio, poco más de un tercio (36,2%) estaban relacionadas con la enfermedad hepática . De estos, la mitad fue atribuida al HCV, 20,3% a la DHGNA, 14,4% al VHB, 11,9% a la coinfección VHB / VHC y 3,9% a otras enfermedades del hígado.

De este modo, durante la misma década, las tasas de mortalidad relacionadas con la hepatitis viral cayeron de 3,8 a 2,6 por 100.000 (variación anual de -5,2 por ciento), mientras que la mortalidad por DHGNA aumentó de 0,2 a 0,8 por 100.000 por 8,9 (variación anual de XNUMX por ciento).

Esto todo así, analizando en un análisis multivariado que tuvo en cuenta múltiples factores de riesgo, personas VIH-positivas con enfermedad hepática presentaron mayor tiempo de internación hospitalaria.

Así como mayores tiempos de internación y costos ambulatorios más altos con mayores riesgos de muerte en un año, cuando en comparación con aquellos sin enfermedad hepática.

Y por lo tanto, con el creciente impacto de la enfermedad hepática grasienta entre personas con VIH, "los médicos deben estar mucho, pero mucho más atentos para identificar y controlar la DHGNA entre esos individuos", insistió e insiste Younossi, Zobair. Y de esta manera, con los ojos puestos sobre ello, un estudio relacionado examinó la DHGNA en dos cohortes de personas viviendo con VIH en Canadá e Italia, entre personas que no ingieren mucho alcohol y no tuvieron hepatitis B o C.

Entre estas 1.228 personas cuyos registros fueron revisados, 31,8% tenían DHGNA.

De estos, 25,2 por ciento fueron considerados de riesgo para la progresión de la enfermedad hepática, sobre la base de los niveles elevados de enzimas hepáticas, así como la presencia de fibrosis significativa. "Y es así que tales estudios indican el perfil de cambio de la enfermedad hepática en pacientes con VIH". Aunque la hepatitis viral sigue siendo la principal causa de enfermedad hepática en estos grupos, la DHGNA se está convirtiendo en un problema mucho más común ", afirmó, por su parte, Philip Newsome, PhD, viceministro de la Asociación Europea para el Estudio del hígado .

Tal afirmación fue publicada en un comunicado de prensa durante la conferencia.

"Y estos hechos refuerzan la necesidad de estudiar agentes terapéuticos en pacientes con DHGNA y VIH, un área que raramente es examinada."

Traducido por Claudio Souza en mayo publicada 05 2019, el original La NAFLD a causa de la enfermedad del VIH en personas con VIH • Por Liz Highleyman

Sobre el autor del estudio

Zobair M. Younossi, MD, MPH, FACP, FACG, AGAF, es el presidente del Departamento de Medicina del Campus Médico Inova Fairfax. También es profesor de medicina, Virginia Commonwealth University, Campus Innovación y profesor afiliado de Ciencias Biomédicas en la Universidad de George Mason.

El Dr. Younossi se formó en medicina por la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Rochester, en Rochester, Nueva York (Alpha Omega Alpha, 1989), y completó su residencia en medicina interna, así como una bolsa en gastroenterología y hepatología en la enfermedad Scripps Clinic y Fundación de investigación en La Jolla, California. Durante su residencia y compañerismo, obtuvo su maestría en salud pública por la Escuela de Salud Pública de la Universidad Estatal de San Diego (SDSU) en San Diego, California, recibiendo el Premio Hanlon y el Premio Estudiante Excepcional por la SDSU. Él entonces sirvió como Hepatólogo e Investigador Senior de la Cleveland Clinic Foundation, Cleveland, Ohio (1995-2000).

CONOZCA MÁS.

Haga clic aquí para ver los resúmenes del Congreso Internacional del Hígado.

Haga clic aquí para saber más sobre NAFLD y NASH.

He mantenido este blog, casi sin ayuda, desde el año 2000. estamos al final de 2019

Nadie es tan pobre que no pueden ayudar al menos una vez. La elección es tuya. Y Dios es testigo de tus opciones

Para ayudar con $ 10,00 Para ayudar con $ 20,00 Para ayudar con $ 50,00 Para ayudar con $ 100.00




























Lo que viene después de la imagen no es para que pienses:

"¡Guau! ¡Cómo sufrió!

¡Es para que sepas en tu cabeza que es posible pasar incluso más que eso!

Cuando escribo que hay vida con VIH es esto y mucho más de lo que hablo !!! Al igual que tú, no soy más que un ser humano. Con mucha determinación es un amor incalculable y sobre todo Mara. Después de que ella muera, puedo irme poco después sin quejarme.

¡A pesar de la infección por el VIH, e incluso raramente, puedo sonreír!

¡Yo se! La camisa es horrible. Probé esta misma sonrisa con otra camiseta. ¡Pero la razón de la sonrisa ya no existía! 🙂 Realmente lo es. Si, esa sonrisa en mi es rara

Artículos relacionados que te gustaría leer

Hola Tu opinión siempre importa. tienes algo que decir? ¡Es aqui! ¿Alguna duda? ¡Podemos comenzar aquí!

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Aprenda cómo se procesan sus datos de comentarios.

Automattic, Wordpress y Soropositivo.Org, y yo, hacemos todo lo que está a nuestro alcance con respecto a su privacidad. Y siempre estamos mejorando, mejorando, probando e implementando nuevas tecnologías de protección de datos. Sus datos están protegidos, y yo, Claudio Souza, trabajo en este blog 18 horas o días para, entre muchas otras cosas, garantizar la seguridad de su información, ya que sé las implicaciones y complicaciones de publicaciones pasadas e intercambiadas. Acepto la Política de Privacidad de Seropositivo.Org Conozca nuestra política de privacidad